The Jewish Messiah – Text – Spanish

El Concepto Judío del Mesías y la Respuesta Judía a las Asertaciones Cristianas.

The Jewish Concept of Messiah and the Jewish Response to Christian Claims – Spanish
El Concepto Judío del Mesías y la Respuesta Judía a las Asertaciones Cristianas.

1) La palabra “Mesías” en Español corresponde a la palabra Hebrea “Mashiach”, la cual se traduce como “Ungido.” Usualmente se refiere a una persona iniciada en el servicio de Dios por medio de la unción con aceite (derramado en la cabeza, según Éxodo 29:7, 1ª. Reyes 1:39, 2ª. Reyes 9:3).

2) Existen muchos Mesías en la Biblia. Ya que cada Rey y cada Sumo Sacerdote era ungido con aceite, cada uno de ellos puede ser referido como “un ungido” (Mesías). Por ejemplo: “…guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová (Saúl) ….1ª. Samuel 26:11 (otros versos: 2ª. Samuel 23:1; Isaías 45:1; Salmos 20:6)

3) La palabra Hebrea “HaMashiach” (literalmente: el Mesías) que describe a un personaje ungido que vendría en el futuro, no aparece en ningún lugar en la Biblia. Ya que la Biblia no hace referencia explicita a el Mesías, no parece que esto sea considerado el concepto más importante de la Biblia. En realidad, de acuerdo al pensamiento Judío, la idea Mesiánica no es la más crucial. Sin embargo, para el pensamiento Cristiano, la idea de el Mesías es central – una dificultad a la luz de su conspicua ausencia en las escrituras.

4) ¿De dónde viene el concepto Judío del Mesías? Uno de los temas centrales de la profecía Bíblica es la promesa de una época de perfección caracterizada por una paz universal y el reconocimiento de Dios. Isaías 2:1-4; Sofonías 3:9; Oseas 2:20-22; Amós 9:13-15; Isaías 32:15-18; Isaías 60:15-18; Miqueas 4:1-4; Zacarías 8:23; Zacarías 14:9; Jeremías 31:33-34.

5) Muchos de estos pasajes proféticos hablan de un descendiente del Rey David quien gobernará a Israel durante una época de perfección. Isaías 11:1-9; Jeremías 23:5-6; Jeremías 30:7-10; Jeremías 33:14-16; Ezequiel 34:11-31; Ezequiel 37:21-28; Oseas 3:4-5.

6) Ya que cada Rey es un Mesías, por convención, nos referimos a este futuro ungido como El Mesías. Lo anterior es la única descripción en la Biblia de un descendiente Davídico quien vendrá en el futuro. Reconoceremos al Mesías al ver quién es el Rey de Israel en el tiempo de completa perfección universal.

7) La Biblia nunca habla acerca de creer en el Mesías. Ya que su reino será una realidad históricamente verificable, auto-evidente a cualquier persona, no requerirá creer ni tener fe.

8) Ya que ningún personaje ha reunido las características bíblicas de este futuro Rey, el pueblo Judío aun espera la venida del Mesías. Todos los que en el pasado dijieron ser el Mesías, incluyendo Jesús de Nazareth, Bar Cochba y Shabbtai Tzvi han sido descartados.

9) La asertación de que Jesús cumplirá las profecías Mesiánicas cuando él regrese, no le da ninguna credibilidad a su “primera” venida. La Biblia nunca habla acerca del retorno del Mesías después de su aparición inicial. La teoría de la “segunda venida” es un intento desesperado para explicar el fracaso de Jesús. Los pasajes Bíblicos que los Cristianos son forzados a considerar como segunda venida (#5) no hablan de alguien regresando, sino que presentan una perspectiva de “primera venida.”

10) De acuerdo a la tradición Bíblica, Elías el profeta re-aparecerá antes de la venida del Mesías (Malaquias 4:5-6). En el Testamento Griego, Jesús declara que Juan el Bautista era Elías (Mateo 11:13-14; 17:10-13). Sin embargo, cuando se le pregunta a Juan el Bautista si él era Elías, él lo negó (Juan 1:21). El Evangelio de Lucas 1:17 trata de evitar este problema declarando que Juan el Bautista vino en el espíritu de Elías.

A: Malaquías predijo que Elías mismo regresaría, y no solo alguien regresando en su espíritu.

B: Cuando se le pregunta acerca de su identidad, Juan el Bautista no dijo haber venido en el espíritu de Elías – él nunca se adjudicó alguna asociación con Elías.

C: La profecía acerca del regreso de Elías dice que él restaurara el corazón de los padres a los hijos y el corazón de los hijos a los padres. No existe evidencia alguna de que Juan el Bautista haya logrado esto.

11) De acuerdo a la Biblia Judía, el Mesías debe ser un descendiente del Rey David (Jeremías 23:5; 33:17; Ezequiel 34:23-24) Aunque el Testamento Griego (NT) traza la genealogía de José (esposo de Maria) hasta David, este mismo después acierta que Jesús resultó de un nacimiento virginal, y que José no era su padre (Mateo 1:18-23). En respuesta a esto, se dice que José adopto a Jesús y que pasó su genealogía a través de la adopción.

Existen dos problemas con este reclamo….

A: No existen bases bíblicas para la idea que un padre pase la línea tribal a través de la adopción. Un sacerdote que adopta un hijo de otra tribu, no lo puede hacer un sacerdote por adopción.

B: José no pudo pasar por medio de la adopción algo que él mismo no tenía. Ya que José descendía de Jeconías (Mateo 1:11), él cayó bajo la maldición de ese rey, que ninguno de sus descendientes se sentarían como reyes sobre el trono de David (Jeremías 22:30; 36:30)

Para contestar esta dificultad, los apologistas reclaman que Jesús traza su genealogía hasta el Rey David a través de su madre Maria, quien suponen descendió de David, así como lo muestra el tercer capítulo de Lucas. Hay cuatro problemas básicos con este reclamo:

A: No hay evidencia que Maria fuese descendiente de David. El tercer capitulo de Lucas traza la genealogía de José, no Maria

B: Aún si la descendencia de Maria pudiera ser trazada hasta David, esto no ayuda a Jesús, ya que la afiliación tribal viene sólo a través del padre, y no la madre. (Números 1:18; Esdras 2:59)

C: Aún si la línea familiar fuese a través de la madre, Maria no provenía de una familia mesiánica legitima. De acuerdo a la Biblia, el Mesías debía ser descendiente de David a través de su hijo Salomón (2ª. Samuel 7:14; 1ª. Crónicas 17:11-14; 22:9-10; 28:4-6) El tercer capítulo de Lucas no es válido, porque sigue el linaje a través de Natán, otro hijo de David, y no a través de Salomón. (Lucas 3:31)

D: Lucas 3:27 enlista a Salatiel y Zorobabel en su genealogía. Estos dos aparecen también en Mateo 1:12 como descendientes de Jeconías (el rey maldecido por Dios). Si Maria desciende de ellos, esto también la descalifica de ser una progenitora mesiánica.

Si tiene preguntas acerca de lo que el Judaísmo ha dicho acerca del Mesías prometido en los últimos tres milenios o desea saber como contestar a las asertaciones de los Cristianos, por favor visite nuestra página en el Internet www.jewsforjudaism.org, escríbanos, o llámenos. El concepto del Mesías es Judío. Para encontrar la respuesta, diríjase a la fuente.